Comunicacion

Cuento “Tengo Piojos”

Cuento “Tengo Piojos”, hoy compartiremos con ustedes este cuento, que nos habla acerca de la higiene personal, del cuidado de nuestra salud y de como es que estos pequeños habitantes llegan a nuestra cabecita, también nos da algunas recomendaciones de como cuidarnos y curarnos de estos dañinos piojos.

Cuento Tengo Piojos

Érase una vez un piojo hambriento, que andaba en busca de alimento.

¡Quiero comer!

El piojo es un parasito que vive en la cabeza de las personas. Se trata de un insecto sin alas, de 2 a 3 milímetros de largo, mas o menos la medida de una cabeza de alfiler; de color marrón claro a marrón oscuro o negro. No vive en los animales. Un piojo se arrastra pero no salta, ni brinca ni vuela.

A un peine se montó para viajar, muy dispuesto a encontrar un buen hogar.

¡Gracias por llevarme!

Cuento Tengo PiojosDe pronto, divisó, el muy glotón, un lugar para darse un atracón.

¡Ñam, que rico!

Los piojos suelen encontrarse acumulados en el pelo ceca del cuero cabelludo en la parte superior de la cabeza, detrás de las orejas o en la nuca. Tienen seis patas provistas de unas pequeñas zarpas para agarrarse al pelo.

Para sobrevivir, los piojos necesitan sangre del “anfitrión”, o humano en el que están viviendo. Utilizan las partes succionadoras de la boca para perforar la piel y alimentarse. Comen con rapidez y con frecuencia. Sin nutrirse, no pueden vivir más de uno o dos días.

Cuento Tengo PiojosFormó familia en un momentito y a jugar al corre que te pillo.

¡A la carga!

La hembra del piojo puede poner de 3 a 6 huevos al día (de 50 a 150 a lo largo de la vida). Los huevos, llamados liendres, son muy pequeños (1 milímetro de largo), ovalados y grisáceos. La hembra sujeta las liendres a los cabellos mediante una substancia pegajosa.

Cuento Tengo PiojosCrecieron y se multiplicaron, hasta los más chicos engordaron.

¡Reunión de familia!

De 7 a 10 días tarda una liendre en desarrollarse y en salir su cría de piojo o ninfa. Las ninfas se vuelven muy pronto adultas y las que son hembras ya pueden poner huevos. La mayoría de piojos viven un mes aproximadamente, tiempo suficiente para tener varios hijos y nietos.

Cuento Tengo PiojosMientras tanto…

un molesto picor iba sintiendo, unos intrusos me estaban invadiendo.

¿Eh, qué pasa?

¡Si te pica mucho la cabeza, hazte mirar si tienes piojos! La comezón la produce el parásito al pinchar la piel, inyectar saliva y succionar sangre. Sin embargo, puedes tener piojos sin que te piquen.

Me rascaba aquí y allí sin parar. ¡Tanto picor no podía aguantar!

¡Ay, ay, ay!

Los piojos, aunque no te hacen daño, llegan a ser muy molestos. No provocan otras enfermedades, pero si te rascas demasiado, se irrita la piel y puede infectarse.

Cuento Tengo Piojos¡Mamá, ven a mirar!, chillé yo.

Al explorarme, se estremeció. ¡Piojos!

Para investigar si tienes piojos, necesitas a alguien. Colócate debajo de una buena luz. El investigador puede emplear un peine con mango para separar y levantar el pelo. Partiendo de la nuca, debe ir levantando mechones de pelo hacia cada lado por toda la cabeza. Normalmente los piojos y las liendres se ven a simple vista, pero con una lupa se distinguen más deprisa. (Tras el examen, es necesario lavarse las manos y limpiar los utensilios empleados.

Cuento Tengo PiojosMe enjabonó con un champú especial, para matar a esos parásitos. Grite: ¡Genial!, ¡Largo de aquí!

Si tienes piojos puedes lavarte el pelo con un champú o loción anti parásitos de los que hay en el mercado. Deben seguirse atentamente las instrucciones del envase y, en caso de duda, hay que consultar con un médico.

Cualquiera que haya estado en contacto con una persona con piojos debe hacerse examinar.

Luego tocó una buena peinada. Con los tirones quedé agotada.

¡Ay, uy!

Cuento Tengo PiojosPapá se encargo de limpiar todo lo que no deberíamos olvidar.

¡Hasta mi perrito azul!

Cuento Tengo PiojosAspiró sofá, sillas y alfombras para extirpar esos malasombras.

¡Uf!

Cuento Tengo PiojosPapá me aconsejó al terminar: “La gorra no debes prestar”

¡Claro que no!

No tienes la culpa – mamá me avierte-. Los piojos son así, nada los detiene.

¡Pues es verdad!

Cuento Tengo PiojosSin piojos ni picor, se vive mucho mejor.

¡Chócala!

Cuento Tengo PiojosGracias por tu visita querida maestra y querido maestro, esperamos que este Cuento “Tengo Piojos”, pueda ser una buena herramienta de trabajo para tu sesión de clases sobre el aseo personal en tus niño. Nos vemos en el siguiente artículo.

Fuente: Donna Caffey – Ilustraciones de Patrick Girouard

Share this Story

Related Posts

2 Comments

  1. Miriam Siguenza Miranda

    13 marzo, 2016 at 5:29 pm

    Muy buena explicación del proceso de la pediculosis sirve la información a personas q estamos ajenas a ella José Antonio 3-A

    Reply

    • July Vargas de Távara

      12 mayo, 2016 at 9:03 pm

      Hola Miriam bienvenida a nuestro blog, y que bueno que te gusto el cuento, ya estaremos publicando algunos cuentos mas, puedes compartirlo.

      Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>